Facebook aguasdemondariz Twitter @YoAguaMondariz Pinterest aguasdemondariz Flickr mondarizenelmundo Youtube AguasMondariz Instagram aguasdemondariz
Los hermanos Peinador y su apuesta por Mondariz

Están en:

Los hermanos Peinador y su apuesta por Mondariz

Sabino Enrique Peinador Vela y Gumersindo Ramón Peinador Vela. Esos son los nombres de los dos hermanos que consiguieron darle a Mondariz el sitio que se merecía en cuanto a reputación, importancia y reconocimiento se refiere.

Como ya sabréis, fue Enrique Peinador quien descubrió el manantial de Gándara en 1872, durante uno de sus recorridos por la cuenca hidrográfica de la comarca. Y es que, licenciado en Medicina por la Universidad de Santiago en 1869, siempre estuvo muy interesado por la hidrología médica. Sin embargo, la Universidad apenas la contemplaba en sus estudios y por eso decidió recorrer los principales centros hidrológicos de Pontevedra por sí mismo. Así fue como llegó a Mondariz.

Pero no toda la gloria se la podemos otorgar a él. La participación de su hermano Ramón, abogado, fue especialmente importante en los primeros y necesarios trámites judiciales para conseguir la declaración de utilidad pública. De hecho, fue él quien solicitó el permiso para la creación del establecimiento termal donde brotaba el manantial de Gándara (ya de su propiedad), así como la concesión del manantial de Troncoso, a orillas del río Tea, cuyas aguas poseían las mismas propiedades.

En general los dos hermanos se volcaron para dar a conocer la calidad de las aguas mineromedicinales de Mondariz. Y una vez afirmadas las bases del balneario, emprendieron diferentes proyectos destinados a convertirlo en un gran centro modélico de ocio y salud, así como una de las empresas turísticas más importantes del país. Un gran ejemplo de estas acciones es la construcción del Gran Hotel inaugurado en 1898, y la adquisición de la finca de Pías, que acogía varias actividades productivas, lúdicas y culturales, como el museo etnográfico-arqueológico. 

Probablemente la iniciativa más ambiciosa que propusieron fue la construcción del tranvía eléctrico Mondariz-Vigo, que de haberse llevado a cabo hubiese supuesto una gran repercusión estructural, ya que uniría el establecimiento con una de las ciudades más grandes de Galicia. 

También intentaron crear un sanatorio para artríticos, igualmente frustrado como el tranvía, y que incluía, además, una escuela terapéutica física y el Museo de Historia Natural de Galicia. Y decimos frustrado porque las obras empezaron en 1909, pero nunca llegaron a culminarse. En 1929, el edificio fue donado al Estado para dedicarlo al Instituto de Hidroterapia, Colegio Mayor o Residencia de médicos y estudiantes, para ampliar estudios e instalar museos y laboratorios.

Estos proyectos reflejan el deseo de expansión del establecimiento, cuya frenética actividad lo convierte en un referente para otros balnearios españoles.

Pero además, desde el balneario también se llevaron a cabo diversas iniciativas relacionadas con la cultura gallega, puesto que Enrique Peinador mostró siempre un gran interés hacia ella. Colaboró con las personalidades, eruditos e instituciones más prestigiosas de su tiempo, como la Sociedad Arqueológica de Pontevedra, fundada por Casto Sampedro, de la que fue miembro. Desde Madrid, donde fija su residencia en 1874, promociona las aguas de Mondariz y el establecimiento que dirige, exceptuando los meses de la temporada que pasa en el balneario. Allí se relaciona con algunos de los principales representantes de la vida cultural y política de la capital española, como Emilio Castelar, amigo del escritor e historiador gallego Manuel Murguía y de Emilia Pardo Bazán, ambos fieles colaboradores en las publicaciones del balneario, y con algunas de las figuras más comprometidas con el galleguismo en Madrid, como Basilio Álvarez, o el periodista Alfredo Vicenti, íntimo amigo suyo, y quizá el nexo de unión de los anteriormente citados con Mondariz.

Estado de publicación: 
Publicado
destacado home: 
Yes
Imagen Destacado Portada: 
 

comentarios

© 2009 Aguas de Mondariz Fuente de Val S.L. Todos los derechos reservados. Condiciones generales.