Entrar
Historia de nuestra publicidad: Parte III

Están en:

Historia de nuestra publicidad: Parte III

 

En anteriores post (Historia de nuestra publicidad parte I y parte II), os comentábamos cómo a lo largo del siglo XIX la actividad de difusión y divulgación fue una constante en la vida de los hermanos Peinador. El hecho de que los bañistas estuvieran bien informados acerca de toda la actividad del hotel, las propiedades mineromedicinales de las aguas y todas las novedades de la actividad balnearia era una prioridad en la gestión del balneario.

Hemos repasado con vosotros las primeras publicaciones y los principales colaboradores de esta primera etapa de comunicación a través fundamentalmente de la revista La Temporada, que estuvo activa desde el año 1879.

 

A medida que se acerca el siglo XX las publicaciones se vuelven más sofisticadas y el arte de la ilustración se desarrolla a pasos agigantados. Así, Aguas de Mondariz no se queda atrás y ya antes de que acabara el siglo XIX publica lo que se convertiría en el  emblema del balneario, una ilustración obra de José Arija tejida con la H y la P de “Hijos de Peinador” y que posteriormente serviría de sello y de timbre para los documentos oficiales.

 

Pero ya entrado el siglo XX la imagen de Aguas de Mondariz empieza a definirse. A partir de los años veinte, a la publicidad escrita se une la creación de una imagen publicitaria de “Aguas de Mondariz” mediante carteles que aparecen en varias publicaciones y algunos espacios urbanos que ya traspasan las fronteras de Galicia, como es el ejemplo del mural con azulejos en el metro de Madrid, que representaba la característica etiqueta de las botellas.

 

La revista Nós, escrita en gallego e impulsada y dirigida por Vicente Risco, incorpora publicidad del balneario desde el primer número en 1920 hasta 1931 y divulga algunas de estas imágenes: el dibujo de Castelao del hombre arrodillado sujetando la botella de agua de Mondariz, el diseño del pintor Cándido Fernández Mazas en la que se ve la  imagen de la joven vestida con el traje regional, y en 1929 le sucede la imagen que ha perdurado hasta hoy. La protagonista de todas estas imágenes es la célebre botella que mantuvo su austero diseño durante muchos años: de cristal verde oscuro con una etiqueta que, en palabras de Alfredo Vicenti “seduce por lo serio y sencillo” y “encarnan las ideas, puestas siempre en práctica de los señores Peinador, de fiar mas en la positiva eficacia de las aguas que en presentaciones relumbrantes y en los ruidos, siempre efímeros, de la propaganda a gritos”.

Estado de publicación: 
Publicado
destacado home: 
Yes
Imagen Destacado Portada: 
 

comentarios

© 2009 Aguas de Mondariz Fuente de Val S.L. Todos los derechos reservados. Condiciones generales.