Facebook aguasdemondariz Twitter @YoAguaMondariz Pinterest aguasdemondariz Flickr mondarizenelmundo Youtube AguasMondariz Instagram aguasdemondariz
El agua en la adolescencia

Están en:

El agua en la adolescencia

Como ya hemos hablado en post anteriores, estar bien hidratado es fundamental para cualquier persona, ya que, entre otras cosas, supone uno de los mayores transmisores de los nutrientes, ayuda a tener una buena digestión y contribuye a regular la temperatura corporal. Asimismo, hemos dedicado aquí algún post a especificar las necesidades que tienen los grupos más vulnerables: los bebés y los mayores.

Ahora le dedicamos unos pequeños apuntes a la adolescencia, que tiene sus propias peculiaridades. A pesar de que las necesidades durante estos años no son tan exigentes como en las edades anteriormente citadas, es importante concienciarles en la hidratación desde pequeños, ya que en estas edades es cuando aumenta el ejercicio muscular y son más vulnerables a la obesidad infantil.

En ANEABE se hacen eco desde su blog sobre este tema, y en boca del pediatra Isidro Vitoria, miembro del Comité Científico del Instituto de Investigación de Agua y Salud, recuerdan que tanto en la “en la infancia y la adolescencia, el agua es la bebida fundamental sin olvidar el papel de la leche”, y recomiendan, al mismo tiempo, que es conveniente que “las comidas del niño se acompañen con agua”

Beber agua no es solo fundamental para evitar la deshidratación, sino que además es un perfecto aliado para evitar la moderna epidemia de obesidad en la infancia y adolescencia, ya que desplaza el consumo de otras bebidas azucaradas a la hora de la comida y cuando el niño tiene sed. En este sentido, el pediatra Isidro Vitoria también insiste en que las bebidas blandas (zumos y bebidas refrescantes) deben ser una opción de consumo ocasional, dada su baja capacidad nutricional.

Como criterio general, las Autoridades Sanitarias Europeas de Seguridad Alimentaria (EFSA), cifran las necesidades de líquidos (agua y otras bebidas) según las distintas edades en 910 ml de los 2 a 3 años, 1120 ml de los 4 a los 8 años, 1300 a 1440 ml de los 9 a 13 años y 1400 a 1750 ml en los mayores de 14 años, según sean varones o mujeres. Estos cálculos se han realizado asumiendo que los alimentos contribuyen con un 20-30 % a la ingesta total diaria de agua. En resumen, en el niño el agua es la bebida fundamental y las necesidades oscilan entre los 0,8 litros del primer año y los 1,4-1,7 litros de la adolescencia.

Por todo esto, se les debe recordar que no hay que esperar a tener sed para beber agua, que la hidratación debe ser previa al esfuerzo físico y por supuesto, concienciarles de que una buena hidratación es esencial para toda la vida. 

Estado de publicación: 
Publicado
destacado home: 
Yes
Imagen Destacado Portada: 
 

comentarios

© 2009 Aguas de Mondariz Fuente de Val S.L. Todos los derechos reservados. Condiciones generales.