Facebook aguasdemondariz Twitter @YoAguaMondariz Pinterest aguasdemondariz Flickr mondarizenelmundo Youtube AguasMondariz Instagram aguasdemondariz
Cómo nos afecta la deshidratación, mentalmente hablando

Están en:

Cómo nos afecta la deshidratación, mentalmente hablando

No es nuevo que desde aquí os aconsejemos encarecidamente que os hidratéis de manera adecuada no solo en los meses calurosos que ahora se acercan, sino a lo largo de todo el año. La buena hidratación ayuda a nuestro cuerpo a funcionar mejor y a nuestra mente a pensar más claramente. Al fin y al cabo, somos agua.

En muchas investigaciones científicas y desde hace bastante tiempo,  se ha dejado patente los beneficios de la hidratación para muchas enfermedades relacionadas con la piel o digestivas, tal y como hemos podido leer en alguna ocasión del puño y letra, por ejemplo, del doctor Gregorio Marañón que en uno de sus estudios concluye “En los estados de perturbación de la nutrición, en que preferentemente he recomendado las aguas de Mondariz, he obtenido siempre excelentes resultados, viendo influenciarse favorablemente el metabolismo. Como complemento de todas las dietas y curas farmacológicas son un elemento indispensable para el práctico

Sin embargo, las consecuencias de la deshidratación para las funciones cognitivas, es decir aquellas por las cuales aprendemos, procesamos y asimilamos nueva información, son objeto de estudios más recientes.

Hemos encontrado uno muy interesante en el Observatorio de Hidratación y Salud en el que describen pormenorizadamente cómo afecta estar deshidratado al funcionamiento de nuestra mente. Y a juzgar por los resultados las consecuencias son más importantes de lo que en un principio pueden parecer.

En primer lugar, existen estudios que han demostrado que la deshidratación aumenta la circulación de hormonas del estrés, como el cortisol y que el aumento de los niveles de este tipo de hormonas se asocia a descensos en la función cognitiva.

También la deshidratación puede provocar dolores de cabeza, episodios de nieve visual, disminución de la presión sanguínea, vértigo y desvanecimiento al ponerse de pie debido a una caída de la presión arterial.

Estos síntomas pueden llegar a ser perceptibles después de haber perdido un 2% del volumen de agua. Inicialmente, aparece la sed y el malestar, posiblemente acompañado de pérdida de apetito y piel seca.

El estudio que hemos consultado demuestra que a niveles de deshidratación por encima del 2%, los individuos muestran un mayor grado de cansancio. Por encima del 3% de pérdida de peso se observa una mayor disminución en el rendimiento. Al 4%, la velocidad aritmética y motora muestra una mayor disminución.

Además, en el ámbito laboral, se demuestra que entre las variables que pueden repercutir en el esfuerzo mental se encuentra la hidratación. En este sentido se ha encontrado que un nivel de deshidratación del 2% o mayor perjudica la memoria a corto plazo, la visión de conducción, la atención y la eficiencia aritmética.

Todo estas razones nos parecen suficientes para cuidar nuestra hidratación. Recordamos que las causas más comunes de deshidratación puede producirse por estar en una situación de mucho calor, intensificada si hay mucha humedad, ejercicio intenso, falta de bebida o una combinación de estos factores.  Por eso, lleva siempre contigo tu botella de agua para tener  la mente siempre a punto. 

Estado de publicación: 
Publicado
destacado home: 
Yes
Imagen Destacado Portada: 
 

comentarios

© 2009 Aguas de Mondariz Fuente de Val S.L. Todos los derechos reservados. Condiciones generales.